Saltar al contenido.
Anuncios

Categoría: Opinión

Me estoy volviendo loco: llevo un mes sin saber cuántos pasos he andado

Las modas, las tendencias, el postureo y el ansia de competir. Factores que afectan en gran medida a la tecnología que nos rodea. Son un reflejo de las absurdas idas y venidas de la sociedad. En los últimos años vemos como las pulseras cuantificadoras de actividad física cobran una importancia desmesurada. De repente todo el mundo necesita una. O un teléfono con sensor de ritmo cardíaco, o una aplicación que te diga cuántos pasos has andado en la última hora, día, semana o si te has quedado sentado demasiado tiempo. La tecnología es una fashion victim

Anuncios

About this Mac: Apple, ¿y ahora qué?

Sé que ha pasado poco más de un día desde la Keynote de Apple, pero me es inevitable pensar “Después de tanto tiempo con el tema del smartwatch de Apple, de tantos […]

Queda claro, un smartwatch es un capricho

Hoy es martes, un martes normal, de esos que miras el calendario y dices: "un martes más". De los que están pintados de negro como la mayoría, de los que te toca ir a trabajar como si encima fueras un afortunado. Pues no, hoy es el día después del Apple Watch. El día después de lo que pudo ser y fue a medias, el día en que te das cuenta de que, al menos de momento, un smartwatch es un capricho.

iPhone 6 y LG G3 nombrados mejores móviles de 2014 pero, ¿de verdad lo son?

Los llamados Óscars de la telefonía han celebrado durante el Mobile World Congress su vigésima edición. Los mejores de 2014 han sido sometidos a exhaustivos análisis para determinar el vencedor en la categoría reina: el mejor teléfono del año. O más bien, "los mejores teléfonos del año", porque han sido dos y no uno los ganadores. iPhone 6 y LG G3 se alzan con el título empatados a puntos pero, ¿de verdad es así?¿Estamos ante los mejores teléfonos de 2014?

Samsung Galaxy S6 y S6 Edge, polémica tras su presentación oficial

Ya están aquí, tranquilízate. Como estaba previsto, Samsung ha presentado sus buques insignia para este joven 2015: los nuevos Samsung Galaxy S6 y S6 Edge. Los metales fluyen, las luces son libres, el mañana es ahora. Algo parecido se podía escuchar en el bonito vídeo de apertura del evento.Todo ello adornado con música inspiradora, pausas dramáticas e imágenes bonitas. Queda demostrado que los chicos de Samsung saben hacer buenos tráilers, sin embargo, yo estoy harto de ver tráilers ilusionantes y películas que luego son más de lo mismo. ¿Cumplirán las expectativas? La polémica está servida.

Motorola Moto X (2014) y su decepcionante actualización a Lollipop

La fragmentación es esa palabra que dentro del mundo Android es equivalente a expresiones como: "tarde de compras con la parienta", o "el lunes empiezo con la dieta". Pesadilla. Y no precisamente en la cocina. El caso es que los fabricantes se "esfuerzan" año tras año en intentar actualizar sus dispositivos a las versiones más recientes del sistema. Presionados por la prensa especializada y los foros donde los usuarios demandan más soporte, se ven obligados a trabajar a contrarreloj para traernos las últimas novedades. Es un tema delicado, en eso estamos de acuerdo. Sin embargo, una actualización no significa necesariamente una mejora en el rendimiento de nuestros teléfonos. Es más, muchas veces puede convertirse en un auténtico suplicio. Y para muestra un botón. Veamos el caso del Motorola Moto X (2014).

Samsung Galaxy S6: ahora o nunca

El próximo 1 de marzo se presentará en sociedad uno de los teléfonos más esperados del sector. Lo hará, por supuesto, en la más importante de cuantas ferias de tecnología existen; el Mobile World Congress de Barcelona. A poco hábil que seas ya te habrás percatado de que hablo del Samsung Galaxy S6, y no hace falta decir la importancia que tiene este lanzamiento a nivel mundial. Todos los medios especializados y cualquier amante de la buena tecnología darán eco de todo lo que suceda en el escenario preparado para la ocasión. Para amenizar un poco la espera, quiero que me acompañes para repasar las claves del nuevo buque insignia de la firma coreana.