Saltar al contenido.
Anuncios

Si tienes muchos grupos de WhatsApp tienes más posibilidades de divorciarte.

Me da que la “escenita” te suena. Me juego un café a que incluso la has vivido en primera persona. Estas con tu pareja en una maravillosa (o no) velada en un restaurante o en casa con el yogurt de después de cenar… Un miembro (o miembra) de la pareja quiere charlar manteniendo la mirada… pero la otro parte de la pareja está en silencio o asintiendo sin decir nada y con la mirada  en la pantalla del móvil. ¿Crees que habrá bronca? Pues estamos ante un claro caso de phubbing (acrónimo de phone snubbing, o “ningunear con el móvil”) Uno de los grandes males de nuestros días: cuando alguien que está a nuestro lado nos ignora porque está prestando más atención a lo que ocurre en una pantalla de móvil. Si no quieres bronca este fin de semana y eres el que ningufoneas, no le enseñes este artículo a tu pareja. Si eres ningufoneado restriégaselo por su cara o por el muro del Facebook que es posiblemente de la única manera que se vaya a enterar. Comenzamos

whatsapp_001

Un estudio conducido por el profesor James A. Roberts, de la Universidad Baylor, en EEUU, halló que el 46,3% de los 453 adultos entrevistados había sido ningufoneado (me encantan estas traducciones) por su pareja; y un 22,6% declaró que esa práctica era fuente de conflicto. Nooo… que va…

1414532348723908497

Según el experto James A. Roberts (y vamos a llamarle experto por no decir que posiblemente le pase con su pareja y haya dicho, c*ño voy a hacer un estudio y esos dolares que me llevo) hay dos motivos fundamentales del ningunofeo. (Aunque yo lo resumiría en uno. Que eres idiota y que hay que dejar el móvil de vez en cuando de lado). El primero de los motivos es que pasamos más tiempo con los móviles que con la pareja, o que al menos el tiempo que estamos con el móvil no lo estamos utilizando con la pareja. Y el segundo porque el malestar que genera este hábito conduce, irremediablemente, a una bronca de “es que estas siempre con el móvil y pasas de mi culo“. Bueno, en el estudio no lo dice con esas palabras pero me da que os suenan de algo. Además, las personas del estudio que decían haber sufrido ningufoneo por parte de su pareja eran más propensas a sentirse deprimidas (en concreto, un 36,6% había experimentado esa sensación al menos en alguna ocasión). Lógico y normal si le estas contando tus problemas y la otra persona solo asiente con la cabeza mientras que está jugando al Candy Crush

1d274907371309-today-phubbing-141205-01

En realidad el problema se da cuando existe una descoordinación en la pareja y una de las partes experimenta una sensación de falta de atención. Hay otros casos en los que ambos utilizan mucho el móvil en compañía del otro o que solo se comunican por WhatsApp, pero no sienten agravio alguno porque están en igualdad. Existe un consenso”, explica el psicólogo Enrique García Huete, director de Quality Psicólogos y profesor de la Universidad Cisneros (Madrid). Es decir, si te va mucho el WhatsApp, búscate una pareja igual que tu o habrá bronca.

1225648

El psicólogo García Huete, dice que cada vez el ningufoneo es un reproche más recurrente cuando una pareja con problemas acude a terapia: “Se quejan un montón de que el otro está siempre pendiente del teléfono y no le presta atención. Curiosamente, suelen ser más los varones quienes lo hacen, pero no podría decir que es un problema per se para acudir a terapia. Más bien es un factor que influye, pero no es el único”.

phubbing

El escritor y doctor en Filosofía Enric Puig Punye, que acaba de abordar este asunto en su libro La gran adicción. ¿Cómo sobrevivir a internet y no aislarse del mundo?, dice que hay otro factor que genera las broncas y los celos: nos conectamos desde un terminal individualQuieras o no, que nos centremos cada uno en nuestros smartphones o tabletas produce una sensación de secretismo que no ayuda. Al contrario, despierta suspicacias”, yo incluso diría que te da hasta una oportunidad para el secretismo. “Esa separación no sería tan drástica si, por ejemplo, todos los miembros de la familia utilizarán solo un ordenador común”.

screencaps0220

Es inevitable que utilicemos el móvil delante de la pareja. También hay que tener tanto mano izquierda para entenderlo como lógica para darse cuenta de en qué momentos se puede y no se puede. Pero si si acaso, Stop phubbing al más estilo Sheldon Cooper ha redactado para este tipo de parejas este contrato. Cada uno puede adaptarlo a quien desee: amigos, familia o pareja. Posiblemente os sirva a alguno.  

2017-02-02_174740

2017-02-02_174805

Fuente | El País

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: