Saltar al contenido.
Anuncios

Tecnoadicciones. ¿Qué es y cómo podemos evitarlo?

Buenas y bienvenidos un viernes más a esta sección de educación para proteger. Como sabéis estamos educando a los padres, madres, tutores, etc. en las nuevas tecnologías para que sus hijos puedan disfrutar de ellas con un uso responsable y comedido. Pero hay padres y padres. Hoy precisamente lo comentaba con un amigo mío, gran tecnoadicto como yo a las últimas tecnologías y avances dentro del mundo actual. ¿que no sabéis que es eso? ¿Tecnoadicto? Bien, pues ahora hablaremos de ello.

La definición de tecnoadicto podría ser algo así como una inclinación desmedida respecto al uso de las tecnologías, las cuáles limitan la libertad del ser humano por la gran dependencia que provocan. Es decir, cuando le damos casi toda o toda la prioridad de nuestras tareas a un dispositivo, ya sea móvil, ordenador, etc. Es muy peligroso. Se puede incluso dejar de llegar a comer o dormir por jugar a un juego, o esperar una respuesta por Whatsapp.

tecnoadicciones

Como cualquier otra adicción hay varios niveles y hay que tenerlos en cuenta y entenderlos para saber si realmente estamos en una situación de este tipo. Tenemos 3 niveles básicos a diferenciar:

  • Tolerancia. Intenso deseo, ansia o necesidad incontrolable de concretar la actividad placentera. Cada vez se necesita mayor tiempo de conexión para sentir el mismo bienestar que antes.
  • Abstinencia. Aparición del llamado síndrome de abstinencia, lo que provoca un gran malestar e irritabilidad ante la ausencia de contacto o conexión con las TIC. Pasado un corto periodo de tiempo, aparece la imposibilidad de dejar de hacerlo.
  • Dependencia. Dependencia de la acción placentera. En este momento, la persona se califica como dependiente, puesto que se unen la tolerancia y el síndrome de abstinencia. A lo anterior, se añade la necesidad de gratificación instantánea y de aprobación social, que tiene como expectativa prioritaria la persona que sube una foto a una red social, comparte un vídeo, expone un comentario en su tablón, etc.

Debemos tener en cuenta que es una adicción como tal y ha de ser controlada. Primero, si somos conscientes de ello, nosotros mismos debemos mantener el autocontrol. No podemos descuidar nuestras tareas diarias ni dejar de relacionarnos con la gente en persona que nos rodea por el uso de este tipo de tecnologías. Siempre con cabeza.

No por tener más amigos en el Facebook vas a ser el más popular del cole si no vas porque te quedas en casa encerrado jugando. No por jugar más se va a hacer la cama sola, o los dientes se van a cepillar solos. Son pequeñas cosas, pero al final pueden derivar en un gran problema. Hay que controlar esos detalles de la vida cotidiana, que una vez que pasan a ser “normales” es cuando empieza realmente el problema.

vf0ovzq1-647x340

¿Cómo debemos actuar? Pues es bien sencillo. Si se detecta, tanto en el colegio como en casa, lo primero es informarnos. Debemos ponerlo en conocimiento del Tutor, Orientador Educativo o algún miembro del Equipo Directivo. Se debe guardar confidencialidad. Informar a la familia (si se da en el colegio). Una vez se haya corroborado que existe una posible adicción, la acción educativa propone una serie de medidas de sensibilización, preventivas y correctoras. Se obtendrá feedback para ver si el alumno mejora.

Si vemos que no hay mejora o no se ve solución, deberemos acudir a expertos para que nos ayuden. Somo padres, madres o tutores, pero por lo general no somos psicólogos o pedagogos. Siempre debemos buscar el apoyo o la ayuda de los expertos. Como mínimo la orientación.
evite-la-tecnoadiccion-en-los-ninos-y-jovenes1
Como padres, podemos orientar a nuestros hijos. Aquí os ponemos unos sencillos ejemplos:
  1. Durante el fin de semana puedes conectarte más tiempo, pero tampoco deberías estar más de una hora seguida.
  2. Puedes utilizar Internet como herramienta de ocio, tiempo libre y entretenimiento, pero ponte un horario de uso, como lo haces para cualquier otra actividad.
  3. No debes conectarte todos los días. Dos días como máximo entre lunes y viernes.
  4. Controla el tiempo que estás conectado. No es recomendable estar más de una hora seguida navegando. Respeta los horarios de dormir, comer y obligaciones domésticas. No retrases la hora de ir a la cama por el uso de Internet ni tampoco te saltes comidas.
  5. Antes de conectarte, piensa qué vas a hacer en Internet.
  6. Busca actividades alternativas a Internet para ocupar el tiempo libre.
  7. En el caso de que necesites Internet para cuestiones escolares, puedes utilizarlo, pero no debes conectar los programas de mensajería instantánea ni redes sociales mientras utilizas el ordenador para el trabajo.
  8. Confecciona una especie de registro donde anotes todas tus actividades y también la conexión a Internet (día, hora y tiempo de la conexión).

Y esto ha sido todo por hoy. Insisto. La intención NO es asustar a nadie. Siempre es enseñar para prevenir y evitar sustos. Recalcamos también la ayuda de la Policía en estos aspectos, ya que están muy informados y bien formados sobre todo este tipo de problemas que se nos pueden dar.  Más la semana que viene. Nos vemos.

Fuente | Red.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: