Saltar al contenido.
Anuncios

DOOM ha vuelto. Antes Sexo, Drogas y Rock&Roll. Ahora Disparos, Sangre y Heavy Metal!!

¡¡Años!! Años llevo esperando un juego así. Y es que no hay nada en el catálogo de juegos actual que se le parezca. Un FPS (First Personal Shooter, o disparos en primera persona) como los que había en los comienzos de los años 90. Lleno de sangre, vísceras y buena música. Teníamos donde escoger en aquella época: Hexen, Heretic, Wolfenstein, Doom, Duke NukemY todos tienen algo en común. No únicamente ver sólo el arma centrada o a un lado sin nuestros pies, sino también que eran entretenidos, divertidos, difíciles… Todo un reto técnico para la época y para el jugador.

(El video compara la versión Ultimate Doom de 1996 con el actual 20 años después)

Pero id Software, en 1993 bajo la dirección de John Carmack y para el sistema operativo DOS (que muchos ni conoceréis) se saca de la manga uno de los mejores shooters de la historia. Sí, vale, no había tantos. Pero había. Y con poca o mucha competencia, para destacar hay que hacer las cosas bien. Y es que para muchos, Doom es el juego que ha creado las bases de los shooters en aquella época y desde ahí han ido evolucionando hasta lo que ahora puede ser un Call of Duty, Battlefield… Más o menos historia, más o menos armas, pero la base es la misma.

A nivel de argumento, el Doom original consistía en controlar a un marine que se encuentra de misión rutinaria en una estación en Fobos (una de las lunas de Marte) cuando de repente se produce un fallo en un experimento de teleportación que se llevaba a cabo allí (¿alguien ha dicho Half Life?), abriéndose así las puertas del infierno y dejando libres a un sinfín de demonios y espíritus malignos que se apoderan de los cuerpos de los marines caídos. Tú eres el único superviviente. Arma en mano te los vas cargando a todos. Así de sencillo. Niveles. Armas. Enemigos. Matar… Esa es toda la premisa que necesitas.

DOOM_20160527202728

Han pasado los años. Han aparecido muchas versiones y evoluciones del mismo. Doom ha ido cambiando junto con la propia evolución de este tipo de juegos. Pero alguien en id Software ha plantado un puñetazo en la mesa y ha dicho:
-“Eh! ¿Pero qué co**nes estamos haciendo? ¿Dónde está la diversión, la sangre, las visceras? Si hacemos un juego para adultos, que sea para adultos. No reparemos en sangre… digo… en gastos.”- (no creo que fuese así, pero dramatizando mucho esa debió ser la idea y casi seguro que fue el mismísimo John Carmack).
Y así surgió el nuevo DOOM. Como el original pero con los gráficos de hoy en día y moviendose fluidamente en nuestros PC y consolas de nueva generación a unos alucinantes 60 imágenes por segundo (que sus siglas tambien son FPS, frames per second).

DOOM_20160527210030

Todo ha sido rediseñado, pero lo más importante, manteniendo la esencia del juego original. Y eso, a los que nos pilló siendo jovenzuelos en nuestros tiernos 14/15 años… no os hacéis una idea de lo que se agradece. Yo reconozco que soy un mal crítico. Pero es que cuando algo me gusta, aburro hasta al apuntador. Y el nuevo DOOM me encanta.

Escenarios, música, efectos especiales, BFG 9000 (Big Fu**ing Gun) y sangre… litros y litros de sangre. Muertes brutales. Un escalofrío recorre mi cuerpo cada vez que lo recuerdo, igual que la primera vez que ví un Fatality en el Mortal Kombat. Y si encima el propio juego tiene un huevo de pascua con el que podemos jugar al original con las armas y enemigos de ahora, apaga y vámonos. Os dejamos el video (en inglés) donde los creadores nos dicen como podemos activarlo. (Spoileeeeeeer).

Sin duda, de todos los aspectos, el más trabajado es el gráfico. Ya durante el desarrollo prometieron que el juego funcionaría perfectamente a 60 imágenes por segundo. Y prácticamente lo cumple a rajatabla. Si tienes un PC que cumpla sus mínimos, el juego se moverá con fluidez con esa tasa de imágenes. Y en consolas es aún más espectacular. Es de agradecer esa preocupación ya que en tu ordenador, si necesitas más gráfica (y te lo puedes permitir) la compras. Pero en consolas la cosa no es tan sencilla. Y mantiene una tasa muy alta, incluso en el peor de los casos no baja de 50 imágenes por segundo. Lo habitual en juegos es como en el cine, 30 imágenes por segundo.

Requisitos Mínimos:
CPU:     Intel Core i5-2400/AMD FX-8320 or better
RAM:    8 GB RAM
GPU:     NVIDIA GTX 670 2GB/AMD Radeon HD 7870 2GB or better
OS:     Windows 7/8.1/10 (64-bit versions)
HDD:    55 GB

Requisitos Recomendados:
CPU:    Intel Core i7-3770/AMD FX-8350 or better
RAM:    8 GB RAM
GPU:    NVIDIA GTX 970 4GB/AMD Radeon R9 290 4GB or better
OS:     Windows 7/8.1/10 (64-bit versions)
HDD:     55 GB

El control en PC de sobra es conocido por los jugadores de este tipo de juegos. Pero en consolas es otro cantar. Tiene puntos a su favor, ya que el control con los sticks de los mandos es muy bueno. Sensibles, pero muy manejables. Reconozco que soy de los que prefiere ratón y teclado, pero me está resultando extremadamente cómodo jugar en la Ps4 (mi PC no puede con este juegazo). Lógicamente no estarán al gusto de todos, pero para eso estan los ajustes de control.

DOOM_20160527235012

Como siempre, mención aparte merece el sonido. Banda sonora Heavy Metal a saco, con una buena traducción al castellano y un doblaje que roza la perfección. Que se note que en España tenemos unos increíbles equipos de doblaje. Saben hacer bien su trabajo. Y eso luego se nota a la hora de jugar.

Tendremos armas. Muchas armas. A cada cual más grande y que sembrará más el caos entre nuestros enemigos. Pero si algo hace más daño que las armas, son los desmembramientos y “remates finales” que podremos hacer a nuestros queridos enemigos malheridos. Y menudos enemigos… Muchos conocidos y alguno nuevo, pero todos dignos de recibir un balazo de nuestra BFG 9000.

El multijugador también merece su propio apartado. Aquellos que empezamos a jugar online con Unreal, Quake… comprobarán que mantiene la esencia de los multijugadores antiguos. Lo más increible es la cantidad de modificaciones que podremos hacer de nuestro personaje. Desde trajes que iremos desbloqueando, hasta añadir suciedad, rozaduras, y un sin fin de piezas sueltas para que nuestro jugador sea único e inconfundible.

DOOM_20160527220115

No se si con esto he conseguido dejaros los dientes largos. Yo solo se que despues de haberme terminado el Uncharted 4, conseguido el platino del Dark Souls 3, y dejar aparcado el pobre Ratchet & Clank de Ps4, DOOM va a ser el juego que va a ayudarme a desahogar totalmente mis instintos asesinos. Y si vosotros no pensáis igual, es que no habéis conocido el Doom original. Y ya estáis tardando en probarlo.

Voy a seguir un rato con el DOOM, que después de escribir este artículo me está apeteciendo seguir matando demonios. ¡Nos vemos!

Anuncios

5 Comentarios »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: