Saltar al contenido.
Anuncios

Evolución móvil, involución humana.

Parece mentira el tiempo que llevamos las personas con los télefonos. Y es que hace muchos muchos años. En concreto desde 1876 cuando Alexander Graham Bell lo inventó y patentó. Pero ni en sus peores pesadillas se podría imaginar el uso que hacemos de él a día de hoy. Quiero contaros una pequeña historia. Una reflexión más bien de cuál es la idea del teléfono en sus orígenes, y cómo lo estamos usando en la actualidad. Y es que me considero una persona relativamente joven, pero que ha evolucionado con la telefonía, igual que con la televisión y los videojuegos. Puedo decir que tengo la suerte de vivir en esta época, y ver de primera mano como la tecnología avanza, y nos hace más estúpidos.

01

Para los de mi generación y quizás un poco más atrás (tengo 33 años, no soy tan viejo), cuando éramos 35 o 40 compañeros en una misma clase, quedar para hacer algo un sábado con uno o varios compañeros era una odisea. Primero, por lo general convencer a tus padres y que te dejasen salir. Pero más difícil aun era ponerse de acuerdo para quedar a una hora en un lugar, si no se había hecho previamente en clase. Y es que había 1 teléfono fijo en casa, si es que lo había. Así que se hacía una cadena de llamadas. Yo te llamo a tí, tú a fulanito, ese a menganito… Y se quedaba.

Más tarde, se inventó lo de la llamada a 3, y eso era la caña. ¡Podía hablar con 2 amigos a la vez por teléfono! No recuerdo el precio (pagaba mi padre), pero recuerdo que esa posibilidad no era barata.

02

La tecnología fue evolucionando, mejorando… Y por fin llegaron los móviles a España. Existen en nuestro país desde 1982, pero no fue hasta 1990 cuando aparece MoviLine, y digamos que se expande el uso habitual del servicio para aquellos que podían pagarlo. Llamadas de voz a precios desorbitados, y mensajes de un máximo de 120 caracteres. Pero hacíamos buen uso del teléfono. Llamadas normales, toques para que te llamasen porque no querías pagar la llamada o no tenías saldo, enviábamos SMSdla mnera +rsumda psble xq 120 carcter no daban xra mucho“, y con cargar el teléfono 1 vez a la semana, era suficiente.

Cada vez había más competencia, con lo cual los precios de los teléfonos y de los servicios fueron bajando y mejorando. Entonces llegó Internet a nuestros móviles (hablamos de antes del año 2000, cuando aparece el 3G y la cosa ya iba mejor). Aquello era increíble. Lo primero, increiblemente caro. Lo segundo, increíble literalmente, porque ni las páginas ni los servicios web estaban preparados para poder verse en dospositivos con tan poca memoria. Pero al menos la seguíamos usando el móvil para hablar y enviar SMS.

04

Seguimos adaptándonos a los nuevos tiempos. Nosotros y nuestros teléfonos seguimos evolucionando y descubriendo nuevos canales de comunicación. Ahora que Internet ya está más que preparado para nuestros teléfonos y viceversa, aparece Whatsapp. Esa aplicación que hacía de rabiar a las compañías de teléfono porque perdían millones por los SMS que no podían facturar, ya que el servicio va por la señal de Internet de nuestro móvil. Y entonces nos volvimos idiotas.

Desde ese preciso instante, la gente empezó a usar el teléfono para comunicarse de una manera indirecta. Es decir, envío un mensaje y tengo que esperar 1, 5, 10, 15 min. hasta que me contesten, cuando antes si querías algo de alguien le llamabas. Y si no podía, entonces enviabas un SMS para que no se le olvidara. Así de simple.

05

Que mal nos ha hecho esta aplicación. Bueno, no la aplicación en sí, sino el uso que hacemos de ella. A partir de aquí los teléfonos han seguido evolucionando pero nosotros nos hemos quedado estancados. Nos hemos acomodado a usar el teléfono de una manera totalmente estúpida y dependiente. Durante mucho tiempo la gente apenas usaba el telefono para hablar. Solo para “whastapear”. Tanto nos hemos quedado estancados, que no era difícil preguntarle a alguien si tenía el teléfono de una persona, y su respuesta era que no, pero sí tenía su Whastapp. Somos idiotas.

Vale, seamos justos. Estamos condicionados en muchos casos por los precios de los servicios de nuestras compañías de móvil. Señores, que antes pagábamos hasta 80€/mes por nuestra línea de teléfono móvil ¡¡con 3G!! A día de hoy, te puedes encontrar con tarifas planas de voz (es decir, todas las llamadas nacionales incluidas) por 12€ mes. Lo podéis comprobar haciendo una rápida busqueda en Google.

Gracias a que no somos tan estúpidos como pensaba, creo que estamos aprendiendo. Estamos evolucionando de una forma más lenta que la tecnología que nos rodea. Pero seguimos avanzando. Vamos por el buen camino. Recientemente hemos descubierto que gracias a Whastapp podemos enviar mensajes de voz, cosa que se puede hacer desde hace mucho mucho tiempo. Ahora sencillamente estamos saturando nuestros teléfonos con horas y horas de conversaciones indirectas con otras personas, sin saber que eso ocupa espacio en nuestros teléfonos. Pero tranquilos que es un problema para nuestro Yo futuro, no el de ahora.

06

A este paso, dentro de un tiempo descubriremos que podemos usar los teléfonos para hablar directamente con una persona. Por si acaso, ya os voy dando una pista. A través de Whastapp se pueden hacer llamadas de VOZ. ¡Ah! Y son sin coste, van por Internet.

Espero que después descubramos nuevamente, que existe una forma de comuncación todavía más alucinante, donde podemos tocar, sentir, incluso ver en 3 dimensiones a la persona con la que hablamos. Se llama quedar en persona. Y eso lo podemos hacer con nuestro teléfono.

Si Graham Bell levantara la cabeza, creo que se caería de culo.

Pd: Esto es una sátira. Pero lo cierto es que todo lo que hay escrito es verdad. Parece que hemos olvidado para qué se ha inventado el teléfono. Simplemente es para comunicarnos directamente unos con otros. Y ahora lo estamos re-descubriendo. Sigamos evolucionando.

Fuente: Wikipedia

Anuncios

1 Comentario »

  1. Es sorprendente como para lo que algunos es una “tecnología obsoleta” para mucho de nosotros el algo muy útil, para la mayoría de los jóvenes un teléfono es un móvil, no saben lo que es una cabina y no saben estar sin su smartphone, no como cuando yo era joven y para jugar nos llamabamos a gritos desde la calle,jejej

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: