Saltar al contenido.
Anuncios

Si Jobs levantara la cabeza…Reflexiones previas al MWC 2016

galaxy-s7-edge-fotos

Ya está. Se acabó la espera. Mañana es el día grande, mañana se presentarán al mundo dos de los teléfonos llamados a liderar el mercado de los smartphones en 2016. Samsung Galaxy S7 y LG G5. Sus nombres lo dicen todo. La séptima y la quinta versión de lo mismo. Nada cambia, todo sigue igual. Llevo semanas esperando algo diferente, viendo con entusiasmo las numerosas filtraciones de ambos modelos que se han ido sucediendo en el tiempo, deseando un breve fogonazo, un hilito de esperanza al que aferrarme, algo que no sucederá. Si Jobs levantara la cabeza…

Probablemente ni se inmutaría. No con modelos como el próximo Galaxy S7 o el G5. Steve Jobs no era precisamente un héroe, no era el prototipo perfecto de líder ni tampoco pretendía serlo. Jobs nos trajo el Mac, el iPod, el iPhone y el iPad. Cuatro productos diferentes, cuatro éxitos sin precedentes, cuatro revoluciones tecnológicas. Nada más y nada menos. La parte de mérito que le corresponde es un debate al margen, pero lo que sí puedo asegurar es que sabía perfectamente reconocer cuándo un producto era lo suficientemente bueno y cuando no lo era. Por eso puso tanto esfuerzo en frenar y menospreciar los avances de Android en el mercado, porque sabía que era una competencia peligrosa.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sin embargo y por desgracia para nosotros, Jobs ni siquiera torcería el gesto al ver los nuevos modelos de Samsung y de LG. Uno, el S7, que repite diseño y no parece que vaya a revolucionar absolutamente nada. Y otro, el G5, que tenía una oportunidad de oro para reivindicarse y volver a las primeras planas de las noticias de medio mundo, y parece que va a perderse entre elogios a sí mismo. Ninguno de los dos pinta que vayan a cumplir con las expectativas. Pantalla de 5.x pulgadas con resolución blablabla…El nuevo y esperadísimo procesador Qualcomm Snapdragon 820, 4GB de RAM, cámara con una apertura focal de nomeimporta y cuatrocientas historias más que lo único que consiguen es encarecer el producto final sin ofrecer absolutamente nada.

Es una crítica dura, eso lo sé, y probablemente ambos sean excelentes teléfonos para el día a día. Es más, puede que incluso alguno de ellos sea bastante mejor que el propio iPhone (no vayas a creer que soy fan de la manzanita), pero no puedo evitar exigir mucho más a los fabricantes que considero que pueden darlo. No se trata de revolucionar el mercado con cada producto, se trata de demostrar que las miles de mentes privilegiadas que trabajan a destajo creando estas piezas de ingeniería y cobrando millones de euros al año son merecedoras de tales privilegios.

Nextbit Robin

Mi sensación es que se conforman con una estrategia conservadora que les asegura pan para hoy y hambre para mañana. Mejorar lo que ya es bueno no está mal, pero esos genios informáticos deben exigirse mucho más. A día de hoy, veo mucho más interesante productos como el Nextbit Robin, que pretenden revolucionar la forma de interacción con nuestros teléfonos móviles. Es un smartphone, sí. Tiene procesador, cámara, memoria RAM, pantalla…Sí. Pero eso no es lo importante. El Robin es un teléfono que se basa en el almacenamiento en la nube para funcionar. Se trata de tener un espacio más lógico para guardar las cosas importantes. Ni discos duros, ni memorias SD, ni 128GB de almacenamiento. La gente de Nextbit ha pensado hacia dónde se dirige el mercado, ha intentado adivinar cómo será la tecnología en un futuro cercano y nos ofrecen un producto orientado hacia ese fin. Podrá salir mejor o peor, pero por lo menos demuestran ese interés por cambiar las cosas.

nextbit-robin

El Robin es sólo un ejemplo para que entiendas la idea. Un intento de cambio, de pensar en el consumidor y de desarrollo tecnológico. A día de hoy, ni Samsung, ni LG, ni Apple, ni Google ni otras muchas llevan esta idea a su máxima expresión. Deberían estar revanándose los sesos para inventar un producto parecido al Robin, y en lugar de eso se pierden en sus iPhone 7, Galaxy S7, G5, Nexus 7…Lo mismo una y otra vez.

Pero no les culpes a ellos, culpémonos a nosotros mismos por permitir estas aberraciones. Somos nosotros los que compramos lo que nos dicen que compremos. Ya no tienen ni que esforzarse en vender los productos. Año tras año vamos corriendo a las tiendas para tener lo último de lo último, sin importar lo más mínimo la calidad real del producto en sí. Yo soy el primero que lo hago, pero quiero pensar que al menos lo reconozco. Por desgracia existen pocas alternativas reales.

wallpapers-think-different-steve-jobs-rip-hd-best-wallpaper-bestthink-144497

Así que ya lo ves, a menos de un día para una de las presentaciones más importantes de la industria tecnológica, así están las cosas. Ojalá me equivoque y tenga que retractarme de lo dicho -lo cual haría muy felizmente-, pero no creo que veamos ninguna revolución mañana. Ni por parte de Samsung, ni por parte de LG, ni por parte de nadie. Fíjate que las cosas más interesantes de las que se hablan son de un mecanismo para extraer la batería del G5, y de una pantalla Always On (siempre encendida) que podrían llevar G5 y Galaxy S7. Elementos que están muy bien, pero que no justifican en absoluto el alto precio que tendrás que pagar por ellos.

Disfruta de la conferencia amigo mío, y como diría Jobs: “Think different


 

Anuncios

2 Comentarios »

  1. Decepcionante tú artículo. El S7 será carísimo, como de costumbre. El G5 tendrá un precio competitivo que al poco tiempo bajará. Y el robin te parece novedoso??? Hoy en día se pueden guardar cada vez más cosas en la nube. Y en España, con las tarifas de datos que hay, si no estás conectado continuamente a una red wifi, te quedas sin internet datos con tanta nube…

    Le gusta a 1 persona

    • Me parece que estás pensando a corto plazo. El Robin es un teléfono que ofrece algo distinto. Quizá en España la cosa no esté para que un teléfono de estos te chupe la tarifa de datos como tu dices, pero en otros países y con el paso del tiempo eso no será un problema. En cualquier caso, el Robin sólo era un ejemplo para que se entendiera la idea. El tema está en la poca innovación de los principales fabricantes. Veremos hoy qué pasa. Muchas gracias por el comentario!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: