Saltar al contenido.
Anuncios

Fairphone 2 ¿y por qué no un terminal que respeta el medio ambiente y que, encima, es modular?

Hace unos días llegó a mí una entrevista de Miguel Ballester que es el encargado de la estrategia de producto de Fairphone y me dio por investigar. Nos encontramos ante un smartphone de producción sostenible humana y medioambiental en la industria de la telefonía móvil y encima modular. A las puertas del MWC 2016, ¿es posible? Pues al parecer sí y ya estamos en su segunda versión. 

Tenemos que viajar al pasado, al 2013, para conocer por primera vez a Fairphone. Un teléfono distinto por su filosofía y proceso de creación, ya que es un dispositivo responsable con todos los recursos y personas implicadas. Nos encontramos ante un producto abierto y transparente, en el que se eligen materiales “libres de conflictos”, o lo que es lo mismo, con ellos no se van a sufragar organizaciones militares.

Cierto es que si hiciéramos una pequeña encuesta entre nosotros y entre nuestros conocidos de que si queremos cambiar el medio ambiente hacia algo mejor, rápidamente todos diríamos que sí, aunque se nos olvida cuando estamos pensando en cambiar de teléfono o de coche. 

fairphone-18-980x652

La responsabilidad del producto no acaba en la gestación del mismo (con estaño y tantalio de minas de la RD del Congo que no financien el conflicto, por ejemplo), también se crea un fondo benéfico para los trabajadores implicados en la producción, en la búsqueda de los componentes.

Entrando a conocer el teléfono en sí, tenemos entre manos un dispositivo que podemos desmontar con facilidad, y cuenta con unas especificaciones bastante decentes, por las que hay que pagar un precio más alto que un equivalente en el mercado. (Nadie dijo que el ser respetuoso con el medio ambiente fuera barato o al mismo precio que no serlo) (Aunque suene contradictorio que el que no quiera ser justo con su planeta pague menos) También os digo, depende de lo que entendamos por modularidad. ¿Sólo sirve para renovar piezas averiadas o permitirá además mejorar ciertos componentes alargando la vida útil del teléfono? Por ahora yo diría que mejora la reparabilidad (olé yo y mis palabros inventados). Es un móvil donde reparar cuesta menos, tanto en tiempo como en componentes y tanto para un centro especializado como al común de los mortales. Tal vez, en un futuro (y digo tal vez porque todavía no he ido al futuro) sólo nos valga con cambiar la parte central del teléfono y nos sirva la cámara, la pantalla y/o la conexión USB. De esta manera a parte de darle más vida también ahorremos de nuestro bolsillo. ¿Modular? Yo diría que “muy reparable”.

La compañía holandesa ha vendido 60.000 unidades del Fairphone original, no son números impresionantes, pero sí llamativos para un producto que no tiene ninguna marca potente detrás ni ningún aspecto técnico que lo haga destacar. Fairphone 2  aunque sigue sin tener marca potente detrás (más allá de algunas ONGs) sí tiene el aspecto técnico que lo destaca de los demás y lo aprovecha para ponerse al día, sin tener que cambiar de filosofía ambiental o de materiales.

Diseñado para ser abierto

Supongo que se ve en el vídeo. No hablamos sólo de quitar la tapa trasera y acceder a la batería, si no de separar la placa principal de la zona de la pantalla con toda la facilidad del mundo. Otros componentes menores (cámara, altavoces, micrófono o puerto USB) también se pueden sustituir sin más que un destornillador como el que tiene tu madre en la caja de herramientas de la máquina de coser.

La idea es que todos los componentes se puedan cambiar si se nos rompen, y lo podamos hacer nosotros. Incluso tenemos un “puerto de expansión” al que podremos añadir módulos que nos den nuevas funcionalidades, por ejemplo, NFC. Lo que es intocable es la placa principal, con memoria y antenas.

En cuanto a especificaciones puras y duras, el Fairphone 2 es un teléfono notable para 2014. Destaca por usar un Qualcomm Snapragon 801, con un par de gigas de RAM y 32GB de memoria (ampliable por nosotros mismos). La pantalla es de 5 pulgadas con resolución Full HD, la cámara es de 8 megapíxeles, y hay espacio para una batería de 2.420mAh.

522x294-2.jpg

El modelo original costaba 325 euros, aquí la cosa sube hasta los 525 euros, y ya lo puedes comprar desde su página. Se me olvidaba, estamos ante un teléfono Android, que va de fábrica con Lollipop.

Fuente | Fairphone

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: