Saltar al contenido.
Anuncios

Google podría estar planeando acabar con Android

project_ara_devcon2

No te asustes, no hay nada oficial, nada confirmado y nada definitivo. Pero lo cierto es que desde ayer mismo, una noticia inunda las redes de medio mundo: Google podría fabricar sus propios teléfonos. Si nos vestimos con las pieles del mejor Sherlock, podríamos llegar a juntar todas las pruebas que indican que es una posibilidad muy real. Indicios hay, desde luego, pero la cuestión no es si Google lo hará o no lo hará, la cuestión es, ¿qué pasaría si lo hiciera?

Como buen amante de Android, reconozco que se me pone la gallina de piel, las escarpias como pelos y los platos como ojos sólo de pensar en un teléfono fabricado y diseñado por Google. El Pixel Phone (el tema del nombre tendrán que darle una vuelta) podría ser la solución a todos los problemas asociados al androide verde. Si Google fabricara su propio hardware y su propio software, tal y como hace Apple, sería capaz de controlar todos los factores que influyen directamente en el consumidor final. Sería capaz de lanzar actualizaciones a todos los terminales al mismo tiempo, de corregir errores con mayor rapidez, de inventar nuevas funciones o usos, sin necesidad de intermediarios que ralentizan el proceso. Nada de ponerse de acuerdo con Qualcomm o MediaTek, nada de temas legales, nada de conflictos con otros fabricantes…Nada de Android, por desgracia. 

android 6.0

Porque si hay una cosa que hace realmente especial a Android, es precisamente su comunidad. Y, a diferencia de la Comunidad del Anillo, esta es una comunidad bien grande, enorme, y llena de mentes privilegiadas (sólo hay que fijarse en Gimly, muy listo no era el pobre). Android se nutre día tras día de los desarrolladores independientes, de las ideas de cada usuario que dedica su tiempo en modificar libremente el sistema operativo, de las ideas de los fabricantes más potentes y de los más humildes. Android no es Google y Google no es Android. Android es su comunidad. Y dentro de su comunidad está Samsung, HTC, Sony, Xiaomi, Huawei, Doogee, Bluboo, LG. Dentro está Qualcomm y MediaTek, dentro está Cyanogen, XDA, PimPamPhone. Dentro estás tú.

Google tiene los datos encima de la mesa todas las mañanas. Android está cayendo en cuota de mercado respecto a Apple, Samsung, su principal aliado, está perdiendo ventas y beneficios, y eso por no hablar de que están tomando decisiones poco inteligentes. Apple es el fabricante con mayores beneficios del mundo smartphone. Casi un 92% de los beneficios que se generan son todos para la manzana mordida. El resto, no es que no obtengan beneficio, es que la mayoría sufre pérdidas. Está claro que el mayor margen de beneficio se genera en la gama alta, y ahí Apple es el rey indiscutible.

buy-chromecast-lightbox

Con todos estos datos, es normal que a más de uno se le atragante el primer café. Según La Información (así se llama el medio que filtró la noticia), dentro de la propia Google existe división de opiniones al respecto. Hace poco hemos podido saber que Google estaba interesado en fabricar sus propios procesadores. Un movimiento que no significa necesariamente que se vayan a poner a fabricar sus propios smartphones, pero genera una sombra de duda bastante razonable. Ya hemos visto otros dispositivos made in Google como el Chromecast o el más reciente Pixel C (un híbrido entre tablet y portátil), pero ninguno de ellos ataca directamente en un mercado realmente potente.

Si Google fabricara su propio teléfono, la situación se tensaría al máximo. Es decir, imagina que Google fabrica su propio procesador, uno más eficiente en consumo energético, más preparado para usar ciertas funciones de software, y que suponga una ventaja real frente a la competencia. Imagina además, que a Google se le ocurre una nueva función maravillosa y revolucionaria que sólo funciona con sus propios procesadores. Al fin y al cabo, si ellos controlan todo el proceso, tienen más libertad de innovación. El problema viene cuando los demás fabricantes se ven perjudicados porque ellos no pueden satisfacer esa demanda. Imagina un mundo futuro en el que Samsung es independiente con Tizen, Sony, LG, HTC o Huawei desarrollaran su propio sistema operativo, y cada uno busca diferenciarse del resto todo lo posible. Sería un futuro poco esperanzador, más parecido al pasado, donde cada fabricante utilizaba sus propios conectores de carga, donde no existían las aplicaciones ni las actualizaciones por Wi-Fi. Sería el fin de Android.

Nexus 6P frontal

Así que no, amigos, Google no debería fabricar sus propios teléfonos, por mucho que me guste la idea. La gama Nexus es la máxima expresión de Android, donde todos trabajan juntos en un mismo teléfono, con un mismo fin, y con un único propósito: que todos salgan beneficiados y que la comunidad Android siga creciendo día tras día. Y esperemos que tanto Google como el resto lo tengan igual de claro. Dejen los ecosistemas para Apple y la biología marina. En la diversidad y la pluralidad se esconde el éxito.


Fuentes | Droid Life | PhoneArena | Phandroid

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: