Saltar al contenido.
Anuncios

Las cinco grandes razones por las que el Samsung Gear S2 será mi próximo smartwatch

Samsung-Gear-S2

Sin lugar a dudas estamos viviendo la época dorada de los wearables. Prácticamente cada semana aparecen nuevos modelos en el mercado. Muchos provenientes del mercado asiático, y otros muchos de los principales fabricantes de smartphones. Incluso marcas como Fossil o TagHeuer, ya están fabricando sus primeros modelos. Y luego está el Apple Watch claro, que ha conseguido popularizar el concepto de reloj inteligente como nadie. Entre tanta oferta, ¿por qué he elegido el Samsung Gear S2? Si quieres, sigue leyendo y te cuento las cinco grandes razones por las que será mi próximo smartwatch.

Te pongo en situación. Actualmente tengo un Motorola Moto 360 (1ª Edición), que funciona a través de la plataforma Android Wear. Soy usuario habitual de teléfonos Android, ya que en mi día a día cumplen mejor mis necesidades que otros sistemas operativos. Desde que tengo uso de razón, mi muñeca izquierda ha visto poco la luz del sol. Siempre he llevado reloj, de hecho, me siento profundamente extraño si no lo llevo. Y precisamente esta es una de las claves de los smartwatch. Como bien dice A. Wu, un reloj inteligente sólo puede resultar útil a aquellos que habitúan a llevar reloj, ya que, además de mirar la hora, podrán ver otro tipo de información útil para su día a día.

moto360metal

Porque Android Wear está muy verde

Así es, Android Wear está muy verde. De hecho, hace tiempo hice un artículo en profundidad sobre este tema, que por supuesto te recomiendo que leas si quieres ampliar información. Llevo usando el Moto 360 más o menos desde que salió al mercado, y he podido ver y experimentar la evolución del sistema operativo hasta lo que es hoy.

Android Wear parte de un concepto realmente interesante: ofrecer la información que necesitas en cada momento sin tener que pedirla. Algo casi del futuro, o sin el casi. Del futuro porque a día de hoy no funciona. O por lo menos, no es capaz de ofrecer información útil sin tener que pedirla. Ofrece información si, demasiada información, pero está muy lejos de ser útil. Además, se echan en falta muchas soluciones en cuanto a interfaz. Es un sistema lento y poco atractivo, incluso a veces, cuando quiero mirar la hora no puedo hacerlo. La está tapando alguna notificación de esas que se supone que son útiles. En fin, no dudo de que Android Wear evolucione de forma correcta en el futuro, pero yo por lo menos prefiero ver su evolución desde la barrera.

samsung-gears2

Compatible con cualquier Android

Visto lo poco que me ha gustado la competencia, he decidido que el Samsung Gear S2 será mi próximo reloj por varias razones. Entre ellas, porque es compatible con cualquier teléfono Android. Es decir, si cambio de móvil, no tengo por qué cambiar de reloj. Lo cual, dado a lo que me dedico, es un punto claro a su favor. El Gear S2 fue presentado junto con el Galaxy Note 5 (sí, ese teléfono que, incomprensiblemente, aún no ha llegado a Europa ), y supone la quinta evolución (si tenemos en cuenta el Gear Live que salió con Android Wear) de los relojes inteligentes fabricados por Samsung. Es decir, Samsung posee la experiencia que le falta a Android Wear, y ha ido puliendo todos sus errores hasta desembocar en este Gear S2.

Por el marco giratorio

El Gear S2 posee un marco giratorio que nos permite interactuar con la interfaz del reloj. Cuando hablamos de una pantalla tan pequeña como la de un reloj, el concepto “táctil” pasa a cobrar un nuevo significado. La experiencia me ha demostrado que es realmente incómodo manejar el reloj poniendo los dedazos sobre su pantalla, ya que en la mayoría de ocasiones, el propio dedo nos tapa la información que queremos obtener. Por eso, tanto Apple como Samsung se han dado cuenta de ello, y cada uno a su manera, han ideado una nueva forma de interacción con un reloj inteligente. En el caso de Apple, en forma de pequeña corona giratoria, y en el caso de Samsung, con este marco giratorio. Toda la interfaz está pensada para ser manejada cómodamente a través del marco, y ofrece una sensibilidad y un nivel de detalle que asombran a cualquiera.

round-samsung-710x412

Por el rendimiento

Este punto quizá vaya un poco unido al anterior. Elijo el Gear S2 por su rendimiento, y gran parte de la culpa la tiene el marco giratorio. El Gear S2 ofrece una interfaz rápida, fluida y tremendamente ágil. No voy a entrar a valorar si el procesador que lleva es mejor o peor, o si tiene más o menos RAM. Sólo interesa el rendimiento que ofrece, y lo cierto es que esta versión “circular” de Tizen funciona a las mil maravillas. Además, los pocos afortunados que lo han podido probar, aseguran que la duración de la batería es realmente buena. Con un uso medio, perfectamente puede aguantar dos jornadas completas. Sé que no será mi caso, ya que el volumen de notificaciones que recibo a lo largo del día será demasiado para que aguante tanto, pero con llegar al final del día con un 1% me vale.

gear-s2_design_atelier-mendini

Por el diseño

Cómo no. El diseño es un factor clave en la elección de un smartwatch. Al fin y al cabo, los relojes son también complementos de moda. Los que llevamos reloj habitualmente bien lo sabemos, siempre tenemos un reloj para ocasiones especiales, otro más deportivo y otro para el día a día. El Gear S2 se ofrece en dos variantes: la normal y la clásica. La versión normal ofrece un diseño bastante deportivo, que puede servir a quienes busquen un reloj que les acompañe cuando hacen deporte. Y la versión “Classic”, ofrece un diseño más elegante, que puede servir para una ocasión especial y tampoco desentona en el día a día. Esta versión “Classic” es unos 30€ más cara, ya que viene con una correa de cuero de más calidad. Sinceramente, el normal me parece demasiado deportivo, y el clásico me parece demasiado elegante. Así que aún no sé cuál de los dos compraré.

Pero lo que tengo claro es que voy a comprar uno, porque reúne todas aquellas características que me sirven para mi día a día, porque no puedo vivir sin reloj, y ya no puedo vivir sin reloj inteligente. Una vez te acostumbras a recibir las notificaciones en tu muñeca es difícil apartarse del camino. Todavía alguna vez me pongo alguno de mis relojes “tontos”, y levanto la muñeca como un idiota cada vez que me vibra el móvil en el bolsillo.

Anuncios

4 Comentarios »

  1. Coincido plenamente en su opinión de Android Wear. Al final cansan las tarjetas de los pasos, del tiempo y demás chorradas. No me importaría probar este de Samsung. Me gustaría saber cómo está el tema de responder Whatsapp’s y eso.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: