Saltar al contenido.
Anuncios

iPhone 6s, probamos su batería en PimPamPhone

iphone6s_bat_00

Tras poco más de una semana del lanzamiento del iPhone 6s y mis primeras impresiones hoy vuelvo a la carga con uno de los puntos más relevantes en todos los smartphones de hoy en día: la batería. Como ya hice en su momento con el LG G4, durante nueve días he estado poniendo a prueba la autonomía del último iPhone, y si bien es cierto que los resultados no han de valer para todo el mundo puede que mi experiencia sirva para determinar si el iPhone 6s es también para ti o, si por el contrario, es mejor que optes por otra alternativa.

Sobre el papel el iPhone 6s cuenta con una batería de 1.715 mAh, reduciendo un 5% su capacidad respecto a su antecesor, un paso extraño pero que se repite en su versión Plus, que ha visto mermada su batería pasando de los 2915 mAh a 2750 mAh. ¿Quiere decir esto que Apple ha encontrado una forma mágica con la que es capaz de sacar mayor rendimiento a sus baterías? No, en absoluto. La principal diferencia que notas al usarlo, más allá de hardware, es que la última generación de iPhones incluyen un modo ahorro llamado Modo de bajo consumo que puedes activar en cualquier momento y que, una vez llegado al 20% de carga restante, el terminal te recomendará activarlo en cada uno de los avisos que se suceden llegados al 20%, 10% y 5% restante.

Para dar algo de perspectiva respecto a este asunto de las baterías os dejo la siguiente tabla, que recoge algunos terminales “equivalentes” al iPhone 6s:

iphone6s_bat_01

Como te habrás dado cuenta los números de Apple llaman la atención, mientras que la capacidad de su batería comparada con otros fabricantes es notablemente inferior, los datos proporcionados por la propia firma afirman una autonomía similar a un Samsung Galaxy S6 Edge. Obviamente la comparación se desvirtúa si sólo nos ceñimos a los datos ya que hay que tener en mente que a la hora de juzgar la duración de una carga completa hay que tener en cuenta muchos factores: brillo de pantalla, cobertura, procesos en segundo plano, etc… que a su vez dependen del propio hardware y el consumo energético de cada uno de los componentes que lo ensamblan, además ser sistemas operativos diferentes.

Por ello siempre que hablamos de batería en PimPamPhone intentamos que se ajuste al uso de una persona normal que, seamos sinceros, no suele entrañar usar el GPS para llegar hasta el Mont Blanc por una ruta que se pierde en territorio salvaje, tomar unas fotos desde la cima de éste para nuestro último encargo de National Geographic, acto seguido coger un vuelo con Wallet (antiguamente conocido como Passbook) y hacer una videollamada a nuestros seres queridos al otro lado del mundo con FaceTime. Por fortuna o por desgracia mi día a día, al igual que el de muchos otros, suele estar ligado al uso de mensajería instantánea, navegador web, correos y demás.

Bien, aclarado que mi vida no es tan trepidante como la que Apple me quiere vender paso a detallarte los criterios de la prueba:

  • Ciclos completos: Siempre que se ha cargado ha sido de continuo hasta llegar al 100%, al igual que, si consideraba que la batería que quedaba podía durar lo suficiente para el día siguiente no se cargaba durante la noche.
  • Siempre en funcionamiento: Durante estos días no he apagado el terminal, no tengo el hábito y no veo ningún motivo para que forme parte de una rutina cotidiana.
  • Modo de bajo consumo: Siempre que el teléfono lo sugería he hecho uso de él, al fin y al cabo se trata de una novedad vinculada a esta generación y merecía la pena darle una oportunidad. Cuando el terminal tiene esta opción activa hay ciertas funcionalidades que quedan desactivadas.
iphone6s_bat_03

El nuevo Modo de bajo consumo

Respecto a la configuración del iPhone aquí recojo lo más relevante:

  • Modo avión: Nunca.
  • Wi-Fi: No, salvo para descargar apps de gran peso.
  • Bluetooth: Nunca.
  • Datos móviles: Siempre.
  • Compartir Internet: Nunca.
  • No molestar: Programado, desde las 0:00 hasta las 9:00.
  • Brillo: Automático.
  • Sonido: Sonido o vibración, salvo No molestar.
  • Localización: Al usarse (siempre que la aplicación lo permitiese), en su defecto Siempre.
  • Permitir “Oye Siri”: Nunca.
  • Bloqueo automático: 1 minuto.
  • Actualizar en segundo plano: Personalizado, sólo en aplicaciones que uso con asiduidad.
  • Descargas automáticas: Actualizaciones.
  • iCloud: Siempre, aunque desactivando Fototeca de iCloud y Mis fotos en streaming.
  • Correos, contactos, calendario: Sincronización Push/Obtener para dos de las tres cuentas (correo, calendario y notas) y sincronización Manual para la tercera (correo).

A grandes rasgos, esto equivale a lo que yo considero una configuración equilibrada, pero puede que los valores que asignes tú sean diferentes o que ni conocieses la mitad de estos ajustes. Independientemente de ello esto puede servirte de referencia, si eres de aquellos que prefiere llevar todo a tope sabrás que tu autonomía, a mismo uso, será menor a la mía pero, en caso contrario, si decides prescindir de forma continua de muchos servicios, tu rendimiento será mayor. Sí, la obviedad siempre ha sido una de mis virtudes.

Cono todo esto me puse manos a la obra y aquí tienes el gráfico de consumo de estos nueve días de uso:

iphone6s_bat_02En la gráfica hay un par de detalles que hay que destacar, por un lado, la prueba comenzó el 10 de Octubre a las 00:23, desde ese día las verticales marcan períodos de 48 horas, hasta las 00:40 del día 19, es decir, hay nueve ciclos de 24 horas (sí, una semana y dos días) representados. Otro detalle importante a la hora de interpretar la gráfica es que sólo anoté las horas a las que el teléfono móvil estaba al 100%, 20% y 0% de batería, por lo que el gasto real que consumía del 100% al 20% de la carga es en realidad mucho más irregular y hace que sea imposible saber si el gasto antes de activar el Modo de bajo consumo era realmente mayor o menor que el representado.

En líneas generales la lectura es francamente buena, en tres ocasiones una carga fue suficiente para aguantar dos jornadas casi completas, y los días restantes, la carga llegaba holgadamente al final de la jornada por si ésta se alargaba inesperadamente. Interesante pero no concluyente, ¿verdad? Por eso tienes a continuación el gasto que había realizado el smartphone en reposo y en uso (salvo en un par de ocasiones que por algún motivo desconocido no lo hacía) además del consumo de cada app justo antes de cada carga,:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Aunque ésta sea la peor galería que he hecho y he visto jamás sirve para ver si el uso que había hecho del iPhone en cada una de las cargas era más o menos parecido, te voy a ahorrar que navegues por la galería para comparar los días y su uso: todas las jornadas se hizo un uso bastante similar aunque aquellas cargas que se alargaban dos jornadas llegaban al límite al final del día.

He de reconocer que yo soy el primer sorprendido por los resultados obtenidos, no me esperaba que el iPhone 6s tuviese tan buen rendimiento con 1.715 mAh, los resultados me han demostrado que era un miedo infundado. Parece que los chicos de Apple han hecho un buen trabajo pese a cambiar el diseño interno de la carcasa para hacerla más resistente y reducir la capacidad de la batería respecto a la generación anterior, ya que gran parte de los usuarios pueden estar tranquilos. A veces nos dejamos llevar por las batallas técnicas de los fabricantes: más megapíxels, más resolución, más procesadores… y se nos olvida que el rendimiento va más allá de los números.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: