Saltar al contenido.
Anuncios

Cómo instalar Windows en tu Mac y qué debes tener en cuenta

bootcamp_0310_00

Buen día a todos y todas, hoy venimos con la intención de resolver una de las cuestiones más básicas que todo usuario de OS X se ha planteado alguna vez: ¿Qué tengo que hacer para instalar Windows en mi Mac? Puede que ya sepas la respuesta y conozcas Boot Camp y/o Parallels pero, en caso contrario, vamos a ver los pasos que deberías seguir para instalar el sistema operativo de Microsoft en tu equipo. Además haremos un pequeño repaso por esas dudas que se te pueden plantear durante la operación: ¿Windows 7, 8 ó 10? o ¿cuánto espacio debería dejar en la nueva partición? Prepara tus herramientas que tras el salto nos ponemos manos a la obra.

¿Por qué instalar Windows en mi Mac?

Seguramente la primera cuestión que te debes plantear sea qué necesidad tienes de instalar Windows (en cualquiera de sus versiones) en tu flamante ordenador con OS X. La realidad es que a día de hoy existe una gran cantidad de software que no cuenta con una versión para Mac o un programa equivalente: generalmente la mayor parte de los videojuegos sólo están disponibles para la plataforma de Microsoft, al igual que muchos programas de carácter más técnico o que ha sido desarrollado por empresas pequeñas.

¿Cómo instalo Windows en mi Mac?

Principalmente hay dos formas de hacer dicha tarea: la primera es Boot Camp, un asistente que viene instalado en OS X que te guía, paso a paso, durante todo el proceso: crea la unidad flash con Windows, genera la partición e incluso te facilita los drivers una vez ya esté completa la instalación. Las principales ventajas de Boot Camp es que es un procedimiento que resulta muy cómodo y sencillo, además cada vez que ejecutes Windows lo harás como si fuese un ordenador convencional, solamente deberás de elegir el sistema operativo al que acceder una vez reinicies el Mac y, lo mejor de todo, es que es completamente gratuito (más allá de la licencia de Windows correspondiente).

Por otro lado la alternativa más conocida es Parallels, que no es más que un software desarrollado por Paralles Inc. que se encarga de crear un entorno virtual en el que puedas ejecutar Windows. ¿Qué quiere decir esto? Que estaríamos ejecutando Windows dentro del propio OS X, un sistema operativo dentro de un sistema operativo… ¡Origen!

bootcamp_0310_01

A su favor tiene que se trata de una opción mucho más ágil si has de estar trabajando en ambos sistemas de forma simultánea, ya que no necesita que reinicies tu ordenador cada vez que quieras cambiar de un sistema a otro; por el contrario verás que el rendimiento de Windows se verá limitado, al fin y al cabo estaríamos ejecutando dos sistemas operativos a la vez. A eso hay que añadir que Parallels es un programa de pago que, actualmente, funciona mediante una suscripción anual de unos 80$ en su versión más básica.

Por ello, en el tutorial de hoy, veremos cómo instalar Windows a través de Boot Camp, una opción mucho más apropiada si lo que necesitas es tener un ordenador con Windows aprovechando toda su potencia.

¿Qué necesito para hacer Boot Camp?

El proceso es muy sencillo, antes de empezar solo necesitas unas cuantas cosas que seguro que tienes a mano:

  • Una imagen de Windows y su licencia correspondiente.
  • Un pendrive de 8GB como mínimo.
  • Un mínimo de 30GB de espacio libre.
  • Conexión a Internet.

Sí, con esas cuatro cosas ya puedes tener Windows en tu ordenador. Obviamente has de tener un Mac compatible, para ello Apple tiene una lista de los requisitos técnicos y los modelos compatibles que puedes consultar aquí.

Vale, pero… ¿qué versión de Windows instalo?, ¿de dónde saco la imagen? y ¿cuánto espacio necesitará esa nueva partición?

Bueno, como sabrás Windows tiene una gran cantidad de versiones disponibles aún a día de hoy: XP, 7, 8, 10… Todas ellas con sus virtudes y defectos (aunque algunas de ellas con un balance bastante negativo). Mi recomendación es Windows 7 o Windows 10, cualquiera de estas dos será un acierto para los usuarios más ocasionales del sistema de Microsoft. Eso sí, procura que la versión que instales sea en su modalidad de 64bits para sacar todo el jugo a tu ordenador.

Una vez aclarado esto queda hacerse con la imagen, hasta hace no mucho obtener una imagen “limpia”, fiable y en el idioma que necesitases podía llegar a ser una auténtica aventura pero, afortunadamente, Microsoft ha habilitado una web desde la que te puedes hacer con una imagen de Windows 7, 8.1 ó 10 de una forma fácil. Únicamente deberás de elegir la versión que quieres descargar y tener a mano la clave de la licencia. No podría ser más sencillo.

bootcamp_0310_02

Por último durante la instalación tendrás que determinar cuánto espacio quieres que ocupe la partición destinada a Windows. Para esto no hay una norma escrita, salvo el mínimo que requiere el propio sistema operativo pero en función del uso que le vayas a dar y del espacio que dispongas será recomendable una cantidad mayor o menor. Por ejemplo, si tienes en mente probar videojuegos probablemente debas de dejar un mayor espacio que si solamente vas a trabajar con ciertos programas concretos que no puedes ejecutar en Mac. A los 30GB que exige Microsoft para poder instalar Windows habrá que ir sumando el espacio que necesites para todo aquello que quieras instalar: The Witcher 3 necesita 35GB, FIFA 16 requiere unos 16GB, etc… En cambio si vas a instalar Photoshop no necesitarás más de 2GB libres, lo mismo sucede con Illustrator o AutoCAD, con 2 ó 3GB por cada uno tendrás espacio de sobra. Como ves, toca ser algo previsor y echar mano a la calculadora.

Entendido, ya tengo todo preparado… ¿Y ahora?

Una vez ya tengas todo lo necesario ya puedes empezar a instalar Windows, para ello debes de seguir los siguientes pasos:

  1. Ejecutar el Asistente Boot Camp: Como te comentaba al principio, Boot Camp está preinstalado en cualquier Mac moderno, lo más habitual es que si tienes un iMac o Mac Mini de 2006 o un MacBook de 2008 en adelante puedas encontrar la aplicación desde el propio spotlight.

    El pase de diapositivas requiere JavaScript.

  2. Seleccionar qué tareas ha de llevar a cabo Boot Camp: El asistente es capaz de ejecutar varias tareas o solo una en concreto. Si no has instalado previamente Boot Camp tendrás que marcar las tres opciones disponibles, en caso de que ya hayas realizado alguno de los pasos siempre puedes omitir cualquiera de las tareas, algo que te ahorrará tiempo.

    El pase de diapositivas requiere JavaScript.

  3. Asigna el espacio de la nueva partición de Windows: Mediante una barra podrás elegir el espacio asignado a la partición correspondiente de Windows y ver, a la vez, el espacio restante que queda para OS X.

    El pase de diapositivas requiere JavaScript.

  4. Una vez completada la instalación de Windows, ejecuta Boot Camp: Este último paso instalará todos los drivers que necesitas para usar Windows sin ningún problema, podrás además escoger cómo se comporta el teclado, trackpad, etc… Para ello en la unidad flash que has creado previamente con Boot Camp y que ha servido para contener la imagen de Windows encontrarás un autoejecutable que iniciará la instalación de Boot Camp en Windows. Algo tremendamente cómodo que te ahorrará quebraderos de cabeza.

    El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Con estos cuatro sencillos pasos ya podrás disfrutar de Windows en tu Mac, sea por una cuestión de ocio o de trabajo, el proceso se hace tremendamente sencillo. Con tu clave podrás activar la licencia definitiva desde el propio entorno de Windows y, así, completarás la instalación.

¿Y si quiero eliminar la partición de Windows?

Si por algún casual necesitas deshacerte de una instalación de Windows no te preocupes, Boot Camp viene preparado para esta situación y con ejecutar el asistente de nuevo verás que a la hora de elegir las tareas a realizar aparecerá una nueva opción: Eliminar Windows 7 o una versión posterior. Con esta opción podremos eliminar la partición y devolver el espacio asignado a OS X, como si nada de esto hubiera pasado.

bootcamp_0310_11

Como ves la instalación no es nada engorrosa y cualquier persona con el tiempo necesario podrá llevarla a cabo, que no te asuste el hecho de estar instalando un sistema operativo, Boot Camp te ayudará en cada uno de los pasos que necesites y es prácticamente imposible “romper” tu ordenador con una instalación de este tipo, así que ánimo y prepárate para sacarle el máximo provecho posible a tu Mac.

Anuncios

1 Comentario »

  1. Que tal, tengo una duda en cuanto el espacio recomendable que tengo que dejarle a windows. En mi caso quiero correr un programa llamado Fl studio que es para produccion musical, instalare igual uno que otro juego como League of Leyends , etc. Y puede que tambien ocupe windows para hacer trabajos de la escuela. Por otro lado en mi carrera necesito un programa llamado Pro tools que solo esta para Mac que necesitare usar, asi que como ven, hare uso de los dos sistemas operativos, la cosa es que no se cuanto sería lo recomendable dejarle a windows y a mac para sacar el maximo provecho. Otra cosa en la que tengo duda es que si por ejemplo le dejo 100 gb a windows, cuando se instale a esos 100 gb se le restara lo que pesa windows? o tendre los 100 gb al cien? Gracias!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: