Saltar al contenido.
Anuncios

Samsung Galaxy Note 5, la productividad muere tras una operación estética

gear-s2-lookbook-2015-08-14-03

El nuevo Note 5 vendrá acompañado del Gear S2, el nuevo smartwatch de la compañía surcoreana

El pasado día 13 de agosto de 2015 Samsung presentó al mundo su nuevo Galaxy Note 5. Uno de los dispositivos más esperados por los usuarios y que no ha dejado indiferente a nadie. Un evento más bien aburrido en el que pudimos ver claramente la nueva estrategia de Samsung. Una estrategia que pretende convertir a la gama Note en lo que no es, en lo que no ha sido nunca, y en lo que no será jamás: un iPhone. Te presentamos el nuevo Samsung Galaxy Note 5, el teléfono que perdió su esencia y que lo pagará (o lo pagarás) caro.

Una pantalla de 5.7 pulgadas con resolución QuadHD (2560 x 1440p) encerrada en un cuerpo de metal y vidrio, que incorpora una curvatura en la parte trasera (el único sitio en el que de verdad tiene sentido), y que se ajusta mucho más que su antecesor a los marcos laterales. Esquinas redondeadas y un tacto sublime, un nuevo S-Pen que se parece más a lo que debe ser (un bolígrafo), y que mejora sustancialmente la sensación en mano. El procesador Exynos 7420 de ocho núcleos que ya vimos en los S6 y S6 Edge, junto con 4GB de memoria RAM y la posibilidad de almacenamiento de 32GB o 64GB según versiones. Cámara trasera de 16MP con estabilizador óptico de imagen y un nuevo modo para retransmitir vídeo en directo a través de Youtube, y cámara delantera de 5MP. Le sumamos el lector de huellas dactilares y el sensor de ritmo cardíaco junto con una batería no extraíble de 3000 mAh, y tenemos como resultado la muerte de la productividad tras una operación de estética que ya quisieran las Top Model más famosas.

galaxynote5-1

Y me vais a perdonar que insista, pero es que los cambios realizados en el nuevo Note 5 dejan bastante que desear a los amantes de un teléfono versátil. Precisamente el público objetivo dispuesto a comprar un dispositivo de estas características tiene poco o ningún interés en el apartado estético. La gama Note se había convertido desde hace tiempo en el teléfono ideal para los amantes de la tecnología, se había convertido en el referente dentro del mundo Android. Un teléfono que reunía la mejor de las tecnologías, la mejor pantalla, el mejor procesador, la mejor cámara, la mejor batería, el mejor almacenamiento y el S-Pen. Sensores por todos lados, radio FM, NFC, Bluetooth, huellas dactilares, ritmo cardíaco y prácticamente cualquier cosa que se te ocurra…Sí, como por ejemplo una ranura para tarjetas micro SD. Un Note era sinónimo de pragmatismo, de productividad, un amigo fiel que siempre está ahí cuando lo necesitas.

galaxy-note-5-blue-s-pen-back

El nuevo Note 5 pierde esa esencia que le hizo grande. No me entendáis mal, los cambios estéticos están muy bien. A nadie le amarga un dulce, unos acabados mejores, materiales de más calidad e incluso mayor ergonomía. Sin embargo, esos cambios estéticos en ningún caso pueden perjudicar el resultado final del producto. Mejoras estéticas sí, pero no a cualquier precio. De nada me sirve que mi teléfono sea más bonito si la batería no me llega al final del día (el Note 5 reduce la capacidad de la batería con respecto al Note 4), y además no puedo tener otra de repuesto en el bolsillo porque ya no es extraíble. De nada me sirve que sea más bonito si ahora no tengo espacio suficiente para mi trabajo. No se puede pasar por alto la decisión de renunciar a un modelo de 128GB, y más aún cuando el almacenamiento interno no es ampliable mediante tarjetas micro SD.

galaxy-s6-note

Es decir, Samsung ha intentado convertir la gama Note en un iPhone. Un dispositivo de masas, una joya preciada, un objeto de deseo al margen de la objetividad (que por supuesto también existe), un teléfono que pretende ser lo que no es, que decepciona a la minoría a la que iba destinado, y que quiere deslumbrar a la mayoría que no debe. Una nueva estrategia que acabarán (y acabaremos) pagando. El año que viene, ¿cuál será la diferencia entre el S7 y el Note 7? Únicamente el S-Pen, y no lo mencionemos demasiado alto, no sea que Samsung decida quitarlo para que su nuevo teléfono no tenga ningún agujero extraño que rompa con la línea de diseño.

Con todo y con eso, posiblemente el Note 5 sea catalogado como uno de los mejores móviles del 2015, y no con falta de razón. Pero Samsung debe tener cuidado con los clientes más fieles a la marca, los que han defendido a capa y espada la productividad y el pragmatismo por encima de la belleza. 

Anuncios

3 Comentarios »

  1. Esta aoño, despues de saltarme la actualización a Note 4, tocaba cambiar de terminal, un terminal que claramente estaba decidido muchos meses antes de su presentación. Desgraciadamente el fabricante del Note 5 ha decidido no fabricarlo este año por lo que tendremos que empezar a buscar un reemplazo para mi Note 3 …. tal vez un LG G4 pro sea lo más parecido a lo que yo esperaba del Note, ya veremos.

    Le gusta a 1 persona

    • Hay muchas expectativas puestas en lo que pueda hacer LG con el G4 Pro, o como quiera que vaya a llamarse, pero desde luego a poco bien que lo hagan conseguirán robarle cuota de mercado a este nuevo “Note”

      Me gusta

  2. Siempre pasa lo mismo una casa de telefonía saca un movil nuevo con caracteristicas nuevas y todas las demas van como borregos asacar las mismas caracteristicas perdiendo su identidad nada mas se piensa en el dinero y la productividad,
    .

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: