Saltar al contenido.
Anuncios

Android Wear todavía está muy verde…

final4

Podía haber sido un antes y un después. Podríamos haber sido testigos de cómo Google inventaba la rueda, de cómo conseguía traer al presente el mismísimo futuro. Podríamos…Pero no lo fuimos, y no lo somos. Como habrás podido adivinar gracias al título de este artículo, estoy hablando de Android Wear, el sistema operativo de Google para relojes inteligentes. Un sistema que, por desgracia, no es lo que esperas. Y siento mucho decirte que tampoco lo será en breve. Android Wear está muy verde, le falta mucho tiempo para madurar, para crecer y para poder ser una fruta comestible. Te voy a contar brevemente mi experiencia después de casi un año con un Motorola Moto 360.

Hasta la llegada de Android Wear, el mundo de los relojes inteligentes no era más que cuatro fabricantes chinos haciendo relojes extraños y cutres, sumados a los cuatro modelos que Samsung tiene en cualquier gama de producto que te imagines. Si buscamos en la red algún objeto extraño, como un peine eléctrico, seguro que encontramos varios modelos de Samsung. Ojo cuidado no omitir la letra “i”, aunque ya puestos, seguro que Samsung también tiene un par de ellos…El caso es que Google vio una oportunidad de negocio. Gracias a su posición de privilegio, Google tenía en su mano unificar el mundo del reloj inteligente, dándole a cada fabricante la mitad del trabajo hecho. 

android_wear

La idea inicial no es que fuera buena, era buenísima. La mejor que ha tenido Google en bastante tiempo. Android Wear prometía mostrar la información que necesitas, en el momento en que la necesitas, y por supuesto sin pedirla ni hacer absolutamente nada. Es decir, imagina que salgo de casa y voy de camino a la parada del autobús. Si Android Wear estuviera bien hecho, justo en ese momento mi reloj emitiría una vibración, la pantalla se iluminaría, y Google me mostraría cuánto tiempo le falta al autobús para llegar a mi parada. Porque no hay cosa que más me moleste que cruzar la esquina de la calle y ver pasar el autobús. Mi autobús. El que me iba a dejar justo a tiempo en el trabajo. Por culpa de la incompetencia de Android Wear ahora llegaré tarde. Si me hubiera avisado de que le quedaba menos de un minuto hubiera corrido como si no hubiese un mañana, como corre cualquier hombre hecho y derecho cuando la cucaracha vuela.

20140922_113906

Android Wear muestra información, en eso estamos de acuerdo, pero información que no sirve para nada. Se limita a darme el tiempo y la temperatura una vez al día, el tiempo que tardaré al trabajo en unas horas que no me interesan, o los pasos que llevo andados. Sinceramente, esa información la puedo ver más cómodamente en mi teléfono, por lo que normalmente cuando voy a mirar la hora, vuelvo a ver información repetida que ya he visto. Por no hablar de que muchas veces esa información repetida me tapa la manecilla de los minutos, por lo que no puedo saber si son las 18:20 o las 18:35. Vamos, que en mi reloj no siempre puedo ver la hora. Una maravilla.

Motorola-Moto-360-Rumors-News

Por último, otra de las funciones estrella de Android Wear es el control por voz. Función estrella porque acaba estrellándose contra el suelo. No funciona. Además me siento estúpido diciendo :”Okey Gugol”, “Ok Gugle”, “OKEY GUGUEL!!!!!!”…No sé si mi reloj tiene alguna obstrucción en el micrófono, o que simplemente se divierte a mi costa. Pero ahora en serio. El reconocimiento de voz es lento y poco preciso. Sorprende lo mal que resulta comparado con esa misma función en nuestro smartphone. Y eso por no hablar de la autonomía, que desde luego es todo un quebradero de cabeza en el día a día. Supuestamente mi reloj es capaz de darme información sobre qué tal he pasado la noche, si he dormido bien, si me he despertado, etc. Pero es imposible que llegue a saberlo nunca porque cada noche tiene que estar cargando en su bonita base.

Moto-360-Watch-ok-google

En definitiva. Podría estar hablando de Android Wear durante horas, incluso más de las que aguanta su batería. Pero lo que quiero decir es que todavía es un sistema que está muy verde, que no se entiende como una empresa con el músculo económico y tecnológico de Google sea capaz de desarrollar un sistema tan pobre, tan falto de ideas geniales y muy lejos de ofrecer una experiencia de usuario decente. Podría haber hecho historia, y por desgracia nos hemos quedado simplemente en otro gadget más, otro capricho para regalar en navidad, otro aparato que ocupa un enchufe en nuestra casa, y nos recuerda día tras día que es un producto a medio hacer.

Anuncios

1 Comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: