Saltar al contenido.
Anuncios

Android M está muy bien pero…Le falta un Nexus 5 2015

nexus-5-2015-unofficial-render

Como ya sabes, ya tenemos con nosotros una nueva versión del sistema operativo de Google. Android M llega con muchas novedades, algunas geniales y otras menos llamativas pero igualmente necesarias. Ya hemos hablado que posiblemente estemos ante una de las mejores actualizaciones de Android, o por lo menos, una de las más completas. El mal sabor de boca que nos dejó Lollipop parece que desaparecerá con Android M, aunque por supuesto habrá que esperar a poder probarlo para confirmar estas buenas sensaciones. Sin embargo, nos queda una sensación extraña tras su presentación. Una de esas sensaciones que te dan qué pensar, que abren viejos debates y que hacen que una sola palabra se pasee por nuestra mente…Nexus.

ANDROID M ESTA MUY BIEN…

Así es amigos, Android M tiene muchísimas novedades, nuevas funciones, y muchas correcciones. Google Now On Tap promete ser uno de esos imprescindibles de la vida, Google Fotos revoluciona el concepto de galería en nuestro teléfono, la nueva gestión de la batería y la memoria RAM eran una evolución lógica y muy necesaria, la copia de seguridad automática de nuestras aplicaciones, el control total sobre los permisos de cada aplicación, la mejora del entorno web de nuestro teléfono…Y un sinfín más que hacen que Android M sea capaz de marcar un antes y un después en la historia de las actualizaciones Android. Un salto hacia delante, con firmeza y apostando por un rendimiento nunca antes visto en un smartphone.

android-m-h113

PERO LE FALTA UN NEXUS 5 2015

Sin embargo, nos hemos quedado un poco fríos en cuanto al hardware se refiere. Es decir, todas estas novedades están muy bien, pero necesitan un soporte físico para ser disfrutadas. Android M añade soporte nativo para un lector de huellas, añade el soporte para USB de tipo C, para realizar hotspot de 5GHz…Es decir, novedades de hardware que necesitamos verlas en un teléfono. Y novedades de software que no queremos que se pierdan entre las capas gráficas de los diferentes fabricantes. No decimos que Google no vaya a presentar un Nexus este año, más bien todo lo contrario, va a presentar probablemente dos. El problema es la incertidumbre que genera la gama Nexus. Como sabéis, Google diseña cada año un teléfono en el que disfrutar de las novedades Android, y uno de los fabricantes se encarga de fabricarlo (lógicamente, los fabricantes, fabrican). A este teléfono se le llama Nexus, e históricamente ha ido dando bandazos de un lado a otro sin tener muy claro cuál era la estrategia a seguir. Ha pasado por fases de ser un teléfono barato, otras de ser un teléfono caro, y otras de ser un teléfono equilibrado y competitivo.

USB-Type-C-macro-image

Ése es el problema. Google no acaba de decidir si quiere desarrollar un teléfono estandarte del mundo Android, o un banco de pruebas para los más fanáticos y para que los desarrolladores tengan un soporte fiable para trabajar. No creo que la solución pase por fabricar un “iPhone de Google”, pero si veo necesario repetir la línea de hace dos o tres años. Los Nexus 4 y 5, ambos fabricados por LG, compartían la necesidad de agradar a un gran público, aunando prestaciones y construcción de calidad junto con un precio realmente competitivo. Al fin y al cabo, a Google no le interesa ganar dinero con un teléfono, le interesa ganar dinero con sus servicios, por lo que se pueden permitir lanzar un teléfono cuyo precio sea prácticamente el coste de fabricación. 

Por eso, cada vez tiene más sentido la idea de que Google presente dos Nexus este año. Por un lado, el nuevo “Nexus 5 2015”, con acabados “normalitos” pero con un hardware potente para exprimir todo el potencial de Android M. Con USB tipo C, con lector de huellas para usar Android Pay, con una antena capaz de usar Project Fi, etc. Es decir, un Nexus destinado a usar servicios Google. A un precio competitivo, entorno a los 300€ y prometiendo actualizaciones por al menos dos años. Y por otro lado, un nuevo “Nexus 6 2015”, con acabados premium, con un hardware potente, y que además de todo lo que trae el “Nexus 5 2015”, incorpore otras características más caras. Por ejemplo una cámara de una calidad comparable a los nuevos Samsung Galaxy S6 o LG G4, una pantalla genial con una tecnología muy avanzada, un sistema de audio de calidad y un diseño ultrafino y realizado con materiales nobles como el metal, la madera, el cuero, etc. Un teléfono de alta gama con un precio entorno a los 600-700€, para aquellos que quieran usar los servicios de Google, pero no quieran renunciar a ciertas comodidades.

Tenemos muchas ganas de probar Android M, pero Google debe empezar a ser claro con su estrategia en la gama Nexus. La incertidumbre hace que se hable de ti, pero también hace que muchos usuarios aprovechen para comprar un LG G4 o un Samsung Galaxy S6, sin tener la necesidad de ver siquiera lo que presentará Google en el último trimestre del año. Estoy seguro de que el Señor Google leerá este artículo, así que no os extrañe ver en octubre nuestras ideas sobre los nuevos Nexus. Yo pienso esperar.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: