Saltar al contenido.
Anuncios

El “Plan Z” de Samsung. Pensando en un futuro sin Google

tizen

En el mundo existen dos grandes sistemas operativos móviles que reinan por encima del resto. Por un lado tenemos iOS, el sistema operativo de Apple, y por el otro tenemos Android, el sistema operativo de Google. En este último, se juntan bajo una alianza los principales fabricantes de teléfonos del planeta. Samsung, HTC, Sony, LG, Motorola, Huawei, etc. Todos y cada uno de ellos usan Android como sistema operativo base en sus smartphones. Todos acogen las directrices que marca la propia Google en cuanto a diseño de los menús, la interfaz, la manera en la que se gestionan las aplicaciones, y demás enseres que tienen que ver con el software. Y todos tienen libertad absoluta para desarrollar la parte del hardware, es decir, lo que vienen siendo los diferentes componentes que integran un teléfono inteligente. Pero, ¿qué pasaría si Google decidiera romper la alianza y dedicarse por su cuenta a fabricar smartphones? Samsung tiene un plan: el “Plan Z”

Situémonos en el hipotético caso de que Google se vea lo suficientemente fuerte como para desarrollar su propio ecosistema, con todo lo que ello implica. Fabricar tanto el software como el hardware de todos sus equipos electrónicos. Más o menos como hace Apple. Imagina un teléfono diseñado y fabricado por Google, un ordenador, una televisión, una operadora móvil, un sistema integrado para el coche, un sistema basado en la domótica para la casa, y todos los servicios que hacen falta para llevar esto a cabo. ¿Lo ves descabellado? Nada más lejos de la realidad. Google ya tiene su gama Nexus, de teléfonos diseñados por ellos mismos tanto en software como en hardware. Google ya tiene su gama Pixel, que son ordenadores portátiles personales diseñados y fabricados por ellos. Google ya tiene Google TV, que es un software específico para televisores. Google nos anunció hace unos días su operadora móvil Project Fi. Google presentó no hace mucho Android Auto, su sistema operativo para el coche, y Google compró hace no demasiado la empresa Nest, dedicada a la domótica. Y eso por no hablar de todos los servicios bajo el paraguas de la Gran G, Youtube, Gmail, Google Maps, Google Drive…Una lista interminable. ¿Cómo crees que reacciona Samsung después de analizar estos datos?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Samsung es uno de los fabricantes más importantes del mundo en tecnología. Y si situamos el punto de mira en el mercado móvil, quizá estemos hablando del fabricante con más peso dentro del mundo Android. Sus teléfonos tienen una repercusión mediática que sólo puede compararse con los iPhone de Apple. En principio, y como lleva sucediendo hasta ahora, tanto a Google como a Samsung les interesa colaborar juntos. Sin embargo, una empresa con el músculo económico de Samsung no puede quedarse de brazos cruzados viendo como Google reúne cada vez más recursos para hacer la guerra por su cuenta. De ahí nace el “Plan Z”. La “Z” es el nombre en clave del sistema operativo paralelo que Samsung lleva desarrollando en secreto durante años. Este sistema, apodado Tizen, ha sido probado tímidamente en relojes (Gear S) y cámaras de fotos y su última gran aparición fue el 14 de enero de este mismo año, donde se hizo oficial el Samsung Z1. Un teléfono destinado a los mercados emergentes como la India, con unas prestaciones sencillas y con la versión 2.3 del sistema operativo. Su precio de venta ronda los 90$, y está totalmente fabricado sin tener en cuenta a la todopoderosa Google.

Hoy, nos llegan nuevas noticias desde PhoneArena, que aseguran que Samsung ya está trabajando en el Z2, modelo que será el sucesor del Z1. En las filtraciones, podemos ver dos imágenes que se corresponderían con el nuevo teléfono Tizen de los surcoreanos. En apariencia es muy similar al Galaxy S3 Mini, lo que nos hace pensar que estamos delante de la nueva versión de Tizen probada en este exitoso teléfono. Es decir, no necesariamente tiene que ser el diseño del Z2. Lo que está claro es que Samsung quiere empezar a construir la casa por los cimientos. Primero incorporando su nuevo sistema en teléfonos de gama de entrada, y posteriormente ir subiendo escalones hasta llegar a la cima. Sinceramente pagaría mucho dinero por estar presente en la mesa de negociaciones de cada año entre los diferentes responsables de Google y Samsung. Esa cena de Navidad sí que tiene que ser la bomba. Calma tensa durante años y muchas cejas levantadas. Nadie se fía de nadie en uno de los mercados más competitivos que se recuerdan. Me imagino a ambos bandos rebuscando restos de veneno en las copas del cava. La “Operación Tizen” ha comenzado, bienvenidos al “Plan Z”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: