Saltar al contenido.
Anuncios

¿Qué es y para qué me sirve la nube?

cloud_world_lav

La nube es de esos conceptos tecnológicos que más cuesta entender. Palabra que siempre viene acompañada de un pronombre con cierto valor despectivo: “¿y esto se guarda en la nube esa?”. Muchas veces se le une un gesto con la mano por encima de la cabeza, como si la nube fuera el asiento de cualquier dios, o mucho peor, una nube de verdad. Las caras de escepticismo se repiten, y no sé por qué extraña razón, todo el mundo piensa que no son seguras, que todo lo que se guarda ahí se filtrará y aparecerá en Sálvame. Te aseguro que después de leer estas líneas las nubes serán tus amigas. ¡Al lío!

La nube es un conjunto de servicios interconectados gracias a internet. El término que se usa mundialmente es cloud computing. La nube permite a los proveedores ofrecer servicios de todo tipo a los demás usuarios de internet. La práctica más habitual es encontrar servicios de almacenamiento en la nube. Estos servicios actúan como trasteros que se alquilan para guardar cosas. Lo más curioso es que no dispones de tus archivos físicamente, están guardados en servidores repartidos por todo el mundo. Es decir, no ocupan espacio en tu móvil, tablet u ordenador. Puedes acceder a ellos en cualquier momento y desde cualquier aparato con acceso a internet, estés donde estés. La seguridad de tus datos dependerá de la fiabilidad del proveedor del servicio, aunque ya te digo yo que si usas los servicios más famosos no tendrás problema.

Cloud Computing

¿QUÉ SERVICIOS EXISTEN?

Vamos a centrarnos principalmente en los más famosos, aunque existen miles de servicios que hacen uso de la nube. En cada uno de ellos veremos brevemente para qué sirven y lo que nos pueden aportar.

  • DROPBOX: posiblemente el más famoso, posiblemente el mejor, y posiblemente el que mejor funciona. Dropbox es justamente eso, una caja donde dejar caer cosas. Así de simple y así de genial. Dropbox nos permite tener un espacio de almacenamiento en la nube, donde podremos guardar nuestras fotos, vídeos, música o documentos. Para entrar en nuestro almacén, deberemos crear una cuenta de Dropbox, que consiste en un correo electrónico y una contraseña que nosotros elijamos. Podemos usarlo sin pagar ni un euro, pero nuestro espacio será limitado. Si queremos más tendremos que pagarlo.
  • GOOGLE DRIVE: la nube de Google. Ya por eso es todo un acierto. Está sincronizada con nuestra cuenta de correo, y hace uso de todos los servicios que nos presta la gran G. La gran diferencia con Dropbox es que, además de guardar cosas, podremos crearlas. Es decir, en vez de abrir Word, desarrollar el documento y después subirlo a la nube, podremos crear el documento directamente desde Google Drive. Nos ahorramos un paso.
  • iCLOUD: la nube de Apple, recientemente rebautizada como iCloud Drive, curioso el parecido, ¿eh? Ya sabéis la absurda guerra entre ambos. Posiblemente sea el que mejor ha sabido diferenciarse, ofreciendo servicios útiles para sus usuarios. Por supuesto sólo podremos usarlo si tenemos algún producto Apple, los dos anteriores se pueden usar en cualquier dispositivo del mundo. iCloud realiza copias de seguridad automáticas de nuestros dispositivos, y además, nos permite compartir nuestros archivos entre el iPhone, el iPad o el Mac. Todo ello de forma tan sencilla como limitada, haciendo honor a la filosofía Apple.
  • ONEDRIVE: la nube de Microsoft. Drive, drive, drive y más drive…Uno de los que más espacio ofrece de forma gratuita. 15GB que nos permitirán guardar cualquier archivo, y además, al igual que Google Drive, podremos crear documentos directamente online. La ventaja que tiene es que usarás Office, lo cual es un gran salto frente a los competidores.

En futuras entregas iremos explicando más en detalle cada uno de los servicios disponibles, pero sirve como piedra de toque para empezar a familiarizarnos con estos conceptos. La nube es uno de los mayores avances de la era moderna, y saber usarlo y aprovechar sus oportunidades nos facilitará sobremanera nuestro día a día. Ya no tienes excusa para poner caras raras y usar términos despectivos. Las nubes ya no sólo sirven para traer lluvia o quedarnos embobados mirando sus absurdas formas. Bienvenido a la era del cloud computing.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: