Saltar al contenido.
Anuncios

Samsung Galaxy S6 y S6 Edge, polémica tras su presentación oficial

Ya están aquí, tranquilízate. Como estaba previsto, Samsung ha presentado sus buques insignia para este joven 2015: los nuevos Samsung Galaxy S6 y S6 Edge. Los metales fluyen, las luces son libres, el mañana es ahora. Algo parecido se podía escuchar en el bonito vídeo de apertura del evento.Todo ello adornado con música inspiradora, pausas dramáticas e imágenes bonitas. Queda demostrado que los chicos de Samsung saben hacer buenos tráilers, sin embargo, yo estoy harto de ver tráilers ilusionantes y películas que luego son más de lo mismo. ¿Cumplirán las expectativas? La polémica está servida.

“Diseño con un propósito”. Este es el nuevo lema de la compañía y en el que se han centrado para trabajar en el proyecto. La gente, cada vez más, demanda teléfonos que sirvan como complemento de moda. Y como pedir es gratis, nadie pretende renunciar a la tecnología más avanzada para conseguirlo. Se trata de trabajar en el diseño con sentido, con un fin, no sólo para ser “cool” (como se refería el CEO de la compañía entre las risas de los asistentes). Cada línea tiene un porqué, cada curva tiene una utilidad y cada elemento tiene su función. Hasta aquí todo bien. Bien por ellos, parece que de verdad han pensado en los consumidores, en lo que realmente quieren. Pretenden ofrecer el mejor diseño que jamás hayas visto unido a la tecnología más avanzada del momento. Si esto es así, yo me pregunto: ¿por qué han presentado dos versiones del mismo teléfono? Quiero decir, si el mejor diseño posible y la mejor tecnología están en el Galaxy S6, ¿significa eso que el S6 Edge no tiene el mejor diseño?¿acaso es el Edge el que está bien diseñado y el otro no? Un poco de coherencia por favor. En mi opinión, el único teléfono que de verdad ofrece innovación en diseño es la versión Edge, y por lo tanto, la versión Edge debería llamarse Samsung Galaxy S6.

Dejando el tema diseño al margen, ambos dispositivos comparten la misma tecnología. A continuación verás la lista completa de características y especificaciones técnicas de los dos dispositivos. Léelas rápido y empieza a leer el siguiente párrafo, porque sabes tan bien como yo que lo bonito es comentarlas.

  • Pantalla SuperAMOLED de 5.1 pulgadas y resolución 2K (2560×1440) con 577 ppi. Curvada en los laterales en la versión Edge.
  • Protección Gorilla Glass 4 en la pantalla y en la parte trasera
  • Procesador Samsung Exynos 7420 OctaCore a 2.1 GHz, 64 bits y 14nm.
  • GPU Mali-T760MP6.
  • 3GB de RAM LPDDR4.
  • Batería de 2600 mAh con carga rápida.
  • Cámara principal de 16 MP, f1.9 con OIS y grabación de vídeo en 4K. Cámara frontal de 5MP.
  • Almacenamiento de 32GB, 64GB y 128GB sin posibilidad de ampliar mediante tarjetas microSD.
  • Bluetooth 4.0 LE, LTE 4G, NFC, GPS Glonass.
  • Android 5.0 Lollipop con interfaz Touchwiz mejorado.
  • Dimensiones S6: 143.4 x 70.5 x 6.8 mm y 138 gramos. Dimensiones S6 Edge: 142.1 x 70.1 x 7.0 mm y 132 gramos.

Lo primero que me gustaría comentar es la pantalla. Ya vimos en el Note 4 que Samsung es capaz de fabricar pantallas excelentes, y parece que este S6 no va a ser menos. Los 577 pixeles por pulgada que han alcanzado son simplemente espectaculares. Respecto al procesador, Samsung ha decidido apostar por sus propios Exynos. Dejar de lado a la todopoderosa Qualcomm es un movimiento arriesgado. Sobre todo porque sus beneficios son de sobra conocidos, y este Exynos 7420 es toda una incógnita. Sólo el tiempo nos dirá si merece la pena, pero de momento me muestro más bien escéptico con esta decisión.

Durante la presentación hemos visto como Samsung ponía mucho énfasis en sus nuevas cámaras. Y no es para menos. Dejando a un lado las desafortunadas comparaciones con el iPhone 6 y 6 Plus, estas nuevas cámaras prometen unos resultados excelentes. Según sus propias palabras el mayor reto al que se enfrenta cualquier cámara de móvil es en condiciones de baja luminosidad. Y es precisamente ahí donde han dedicado los mayores esfuerzos. Los resultados hablan por sí solos. Las capturas mostradas ofrecían grandes detalles e interpretación de los colores, y eso por no hablar de la rapidez de enfoque y disparo que prometen: apenas 1 segundo.

En la historia de la empresa coreana, su famosa interfaz o capa de personalización llamada Touchwiz ha sido criticada duramente en numerosas ocasiones. Y no precisamente sin motivo. Mientras Google apostaba por diseños cada vez más minimalistas y prácticos, Samsung se empeñaba en sobrecargar de opciones absurdas a sus teléfonos, entorpeciendo el rendimiento general de sus equipos. No sabemos si por decisión propia o por las fuertes presiones ejercidas por Google, parece que esta vez se han decidido a reinventarse, dando a su nueva interfaz un profundo lavado de cara. De momento vemos un esfuerzo por simplificar los menús y las opciones disponibles en pantalla, añadiendo etiquetas o sustituyendo iconos por simples palabras. Se agradece la simplificación, pero tengo mis dudas en cuanto a las etiquetas o palabras. No sé si la solución pasa por ese camino sinceramente.

Respecto a la batería, tema importante donde los haya, Samsung me ha dejado frío. Es cierto que prometen buenas cifras como las 13 horas de reproducción de vídeo, y han hecho hincapié en que el nuevo procesador es mucho más eficiente que en anteriores generaciones. Pero se les veía en la cara que es un tema que les incomoda. Se han limitado a destacar la carga rápida que ofrece el dispositivo (con 10 minutos enchufado a la corriente prometen 4 horas de uso), y la incorporación de carga inalámbrica sin necesidad de ningún accesorio. Ha sido después de la presentación cuando nos hemos enterado de la cifra real de la batería: 2550 mAh. A priori parece algo escasa, pero por supuesto todos sabemos que el tamaño no es lo único que importa en la vida. Habrá que esperar a probarla para poder ofrecer un juicio que tenga sentido.

Por otro lado, Samsung ha presentado su sistema de pagos contactless, para realizar pagos utilizando nuestro smartphone. Samsung Pay viene directo a rivalizar con Apple Pay (nótese la originalidad en los nombres), prometiendo acuerdos con las grandes entidades financieras de todo el mundo. Además, el sistema parece bastante seguro, haciendo uso de un sistema de encriptado de información y el lector de huellas dactilares que incorpora el terminal. Curioso ver como después de todo el evento comparando sus equipos con los iPhone, han decidido evitar comparaciones en este punto. Todos conocemos el buen hacer de los iPhone en su lector de huellas, y el fracaso estrepitoso de Samsung en sus recientes intentos.

Los dos modelos estarán disponibles a partir del 10 de abril en 20 países todavía por confirmar. Los precios, algo elevados en mi opinión, son: 699€ para el Galaxy S6 en su versión 32GB, sumando 100€ más por cada escalón en almacenamiento; y 849€ para la versión Edge, sumando 100€ según aumentamos de capacidad de almacenamiento.

En definitiva, Samsung da un paso al frente con estos dos nuevos modelos. Me gustaría que se hubiesen lanzado a la piscina presentando sólo la versión Edge, la cuál representa con mayor fidelidad todos esos eslóganes bonitos del tráiler. De momento la película tiene más luces que sombras, buen reparto, buena dirección artística, buen guión…Pero habrá que esperar a verla entera para poder decidir si el Samsung Galaxy S6 y Galaxy S6 Edge merecen un hueco en tu bolsillo.

Anuncios

3 Comentarios »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: